El árbol de Navidad.

blog_image_1

blog_image_1

Según varios historiadores la tradición del árbol de navidad empieza con los Celtas de Europa Central, quienes usaban árboles para representar varios Dioses. En aquella época, se celebraba el nacimiento de Frey Dios del sol y la fertilidad, adornando un árbol que era llamado árbol del universo.

Esto se extiende al cristianismo años después, ya que las fechas de ambas creencias coinciden y San Bonifacio en Alemania actuó como un gran promotor, logró mezclar las costumbres y remplazó uno de los árboles que representaba al Dios Odín por un pino para honrar al Dios cristiano.

A este maravilloso elemento decorativo de la navidad, usualmente lo ubicamos en un importante espacio de nuestro hogar, nos ayuda a reunir a su alrededor las personas más cercanas para compartir en familia. Podemos vestirlo con luces, adornos y diversos objetos que escogemos a nuestro estilo y que lo hacen único.

Sin importar su origen o la tradición, se debe tener en cuenta que el árbol es un símbolo de unión, amor y luz, a su lado las familias se reúnen a compartir, intercambiar regalos y demostrar sus sentimientos.

Por esta razón no rompas esta linda tradición, ven a Burica y escoge el tuyo.

Burica - Blog 2017